Los mejores juegos de mesa para niños (Parte 2)

Los juegos de mesa son una opción perfecta para pasar el tiempo en familia ya que la mayoría requieren la participación de varios jugadores. Además, reportan numerosos beneficios para el desarrollo cognitivo de los pequeños ya que estimulan el pensamiento lógico y matemático, la memoria y la concentración, a la vez que les ayuda a ser más pacientes y aprender a lidiar con la frustración. Por tanto, los juegos de mesa son un regalo perfecto para la Navidad o el Día de Reyes.

Monopoly Junior

Este juego es una versión resumida del tradicional Monopoly, que ha sido diseñado para que los pequeños de casa también puedan jugar sin complicarse demasiado. El set incluye un tablero, las fichas y las instrucciones donde se explica al detalle las reglas y el procedimiento del juego. Ha sido diseñado para los niños mayores de 5 años y admite entre 2 y 4 jugadores, por lo que es perfecto para disfrutar en familia. Además, tiene un formato de viaje, por lo que es muy cómodo para transportarlo cuando estén de viaje.

Catan

Si estáis buscando un juego de estrategia donde los niños puedan desplegar toda su astucia y habilidades, esta es la opción perfecta. El juego comienza cuando cada jugador tira los dados y recoge diferentes materiales que les servirán para construir pueblos y ciudades. Cada partida es diferente porque el tablero se puede ir cambiando y adaptando a diversos niveles de complejidad. Está recomendado para los niños mayores de 10 años y admite entre 3 y 4 jugadores por partida.

Jenga

Se trata de un juego de habilidad que requiere mucha destreza manual. Básicamente, los niños tienen que construir una alta torre de bloques de madera para luego retirar uno a uno, intentando que no se derrumbe ya que de lo contrario pierden. Gana quien logre sacar más bloques de la torre antes que esta se venga abajo. El juego consta de un set de construcción con piezas de madera que está diseñado para los niños mayores de 6 años.

Fantasma Blitz

Es un juego ideal para fomentar la concentración y la rapidez visual. Está diseñado para los niños mayores de 8 años e incluye un set con tarjetas y artículos emparejados. Pueden jugarlo desde 2 hasta 8 participantes, por lo que también es perfecto para fomentar la socialización. En práctica, los jugadores deberán emparejar sus cartas con los objetos o colores que tienen representados, y cuando no hay coincidencias deberán decantarse precisamente por los objetos que no encajen con la descripción. También es un set perfecto para llevárselo de viaje.

Fuente: Etapa Infantil